Kerbal Space Program 2 nos invita a conocer la carrera espacial de una manera muy educativa y entretenida

Ir al espacio siempre ha sido uno de los grandes desafíos de la humanidad… hasta la llegada de los Kerbal. Estos seres no tienen ninguna restricción económica para el desarrollo de su carrera espacial. Por no tener, no tienen ni miedo en intentar una y otra vez alcanzar sus metas, ya sean grandes o pequeñas. Les va tan bien por la estratosfera, que no han dudado en lanzar una segunda entrega llamada Kerbal Space Program 2. O al menos de momento, una acceso anticipado donde calientan los motores. Si eres un jugador fan de los cohetes, naves espaciales y ensamblaje de estos vehículos siderales, no te pierdas la gran propuesta que Private Division te ofrece.

Hoy toca clase teórica

Para empezar, cabe decir que pese su aspecto cómico y colorido estamos ante un simulador de los pies a la cabeza. Kerbal Space Program 2 es una oda a toda la ingeniería espacial, por muchos motivos. Por suerte, la inclusión de estos bichitos verdosos hace que todo tenga una interfaz menos seria y más amigable. En esta propuesta tendremos que aprender muchos aspectos de la aeronáutica y de los vuelos espaciales, por lo que se hace muy importante (si no esencial) empaparse muy bien de los conceptos que ofrecen los tutoriales del juego.

¿Quién tiene miedo a morir por la ciencia?

El camino hacia el espacio no es nada fácil y este título podemos dividirlo en varias etapas que deberemos conocer muy bien antes de alcanzar nuestras metas. Tendremos la parte de la creación de cohetes, vehículos y accesorios. Luego contaremos con una segunda fase en la típica lanzadera de despegue junto con las etapas iniciales de desacople de nuestro cohete y, finalmente, deberemos ser conocedores de la órbita de nuestra nave y marcarnos un objetivo en el espacio. Todo un reto que requerirá pruebas y errores hasta dar con la tecla correcta.

Y es que esa es la filosofía de Kerbal Space Program 2. Un prueba y error constante que nos hará ser conscientes de nuestros fallos y los aspectos a mejorar con cada lanzamiento. Ya simplemente en la primera etapa del ensamblaje de la nave vemos la cantidad de opciones que tenemos disponibles. Escoger el tipo de tanque de combustible dependiendo del tamaño de nuestra nave y el propósito de nuestro vuelo, paneles solares si necesitamos hacer actividades en el espacio o ensamblaje de otros accesorios como los típicos rover que hemos visto mil veces. Todo un mundo de posibilidades esperando ser descubierto.

Saldrás con la carrera medio terminada

Sobrecogen tantas opciones, especialmente si vamos con la mentalidad de comerse el mundo entero (o la galaxia entera, más bien). Este juego requiere que tiremos de humildad, empaparnos del funcionamiento de cada accesorio y a partir de ahí ir mejorando nuestras cualidades. Todo muy autodidacta y gratificante. Empezaremos simplemente haciendo un despegue con un astronauta en cabina, controlando el sistema del paracaídas y poco más, y acabaremos planificando la apoápside y periápside de nuestra órbita, así como la esfera de influencia para aterrizar en otros planetas.

Si ya de por sí despegar y volver de una pieza es todo un logro, no os quiero ni imaginar lo que supone orbitar sobre los distintos planetas que componen el “Sistema Solar” de Kerbal Space Program 2. Aquí el juego cambia completamente de registro, e incluso ofrece una nueva perspectiva que nos facilite los cálculos y coordenadas necesarias. Podría tirarme todo el día hablando sobre las opciones disponibles, factores a tener en cuenta y posibilidades para viajar por el espacio, pero creo que es algo que tenéis que experimentar vosotros mismos.

¡Kerbalízate!

Todas estas opciones, situaciones y dificultades hacen que no sea una propuesta apta para todo el mundo. Pese a todos los tutoriales y accesibilidad que tiene el título, tú como jugador tienes que poner de tu parte. Por suerte, si no eres muy bueno en la creación de naves y cohetes, existe una sección donde poder cargar proyectos ya predefinidos. Y es que si el estudio se lo monta bien, y consigue crear una buena comunidad que comparta sus prototipos, la vida útil de Kerbal Space Program 2 puede ser infinita. Ya he podido ver estaciones espaciales y transbordadores de otros usuarios que estoy deseando que los compartan.

Con los pies en la Tierra

También nos falta ver cómo se adaptan los controles de PC en Xbox, ya que puede ser un hándicap muy importante. La accesibilidad y fluidez que se consigue gracias al teclado y ratón es difícil de extrapolar a un mando, por lo que habrá que ver si los usuarios de consola tienen una versión simplificada del juego o si el estudio es capaz de hacer auténticos malabares para implementar todas las funciones de manera correcta. Esperamos en un futuro poder contas aspectos positivos relacionados con este tema.

En su aspecto audiovisual tampoco tenemos ninguna pega. Es cierto que los escenarios, especialmente cuando estamos despegando, son algo vacíos e insulsos. Pero la gracia de Kerbal Space Program 2 residen en sus físicas, y ahí el juego no falla. Desde la velocidad de nuestra nave, el peso, las fuerzas gravitacionales y hasta el tipo de ensamblaje que hemos puesto tendrán su función dentro del juego. Muchos factores que hacen que al final estemos ante uno de los mejores simuladores espacial nunca antes visto.

Conclusión de Kerbal Space Program 2

Conquistar el espacio es una tarea ardua y compleja, pero los Kerbal están dispuestos a darlo todo para alcanzar sus objetivos. Private Division nos deleita con este simulador espacial que pese a su tono caricaturesco con estas criaturillas verdes, nos deleita con infinidad de posibilidades de creación y planificación para que nuestros viajes espaciales sean muy trepidantes. Ojo, no será nada sencillo. Hay muchos conceptos que aprender, muchos objetos que conocer y muchos factores a tener en cuenta. Eso hace que Kerbal Space Program no sea un título apto para todo el mundo, aunque si eres fanático de los vuelos al espacio, estoy convencido que pasarán las horas delante de tu pantalla mientras diseñamos vehículos, prototipos y naves de todo tipo, tamaño y colores. ¿Tienes lista la escafandra? Porque tiene pinta que tendremos un juego intergaláctico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.