Souls-Like es sinónimo de aventura, horas y sobre todo frustración…. Y Wo Long: Fallen Dinasty no es la excepción.

Muchos son los que ante un juego tipo souls directamente desisten de jugarlo. No les culpo, al contrario, los entiendo perfectamente y a veces incluso envidio esa capacidad para decir, “no, no quiero sufrir gratuitamente”. Entiendo que para algunos jugadores el morir cientos de veces en un boss o zona hasta tenerla aprendida no es motivador o divertido. Desgraciadamente no es mi caso, y cada vez que se me pone a tiro un juego tipo souls, soy el primero en levantar la mano, para desgracia de mi paciencia y mis canas. Y eso es justo lo que ha pasado con Wo Long: Fallen Dinasty.


Dragón Agazapado.

El título esta desarrollado por el estudio japones Team Ninja, creadores de sagas icónicas como Dead or Alive, Ninja Gaiden y Nioh, algunas de ellas caracterizadas por la alta dificultad. Team Ninja ha concebido Wo Long: Fallen Dinasty como un juego tipo souls de la vieja escuela con una ambientación muy lograda. Para empezar con la historia Wo Long significa dragón agazapado, denominación que se usa para definir a un gran guerrero u héroe a quien no se conoce. Nuestro protagonista será justamente eso, un miliciano sin nombre que lucha por su vida en un convulso siglo III en China.


Marco Histórico.


Estamos al final de cuatro siglos de dinastía Han donde el país ha prosperado con rapidez en todos los estamentos, pero ahora China se encuentra a la deriva. Guerras externas e internas hacen que el país se empiece a dividir y estemos viviendo un período histórico que en China se denomina La era de los Tres Reinos. El país está dividido y la caída de la dinastía Han no es mas que cuestión de tiempo. En este escenario nuestro héroe luchará ayudando a todo aquel que se encuentre, mientras trata de sobrevivir.

Frustración, si… y mucha.

Team Ninja no ha querido cambiar de tercio y se ha embarcado por segunda vez, tras  Nioh, en un título del estilo souls-like. Esto quiere decir que vamos a jugar con un personaje en tercera persona, que usará la magia y las armas para avanzar por escenarios interconectados. Estos requerirán de una exploración dificultada por enemigos muy desafiantes. Además, tendremos jefes finales que podrán a prueba la paciencia del más avezado jugador de este estilo de títulos. Y eso quiere decir que vamos a morir… y mucho. Team Ninja ya dejó alto el listón de dificultad con su saga Nioh y aquí no ha querido ser menos. Si bien es cierto que Wo Long: Fallen Dinasty esta, quizás, un punto por debajo en cuanto a dificultad.

Guerrero sí o sí.

Para empezar, crearemos nuestro personaje con un amplio gestor de creación que cuenta con cientos de alternativas. Muy similar a los que vemos en otros juegos donde podemos modificar hasta el más mínimo detalle de nuestro personaje. Sin embargo, aquí no elegiremos una clase para jugar. No podremos irnos hacia la magia, o elegir el tipo de combate. Eso se hará de forma natural mientras subimos de nivel. Si o si, seremos un guerrero y cada vez que subamos de nivel debemos elegir entre una de las 5 ramas de talentos. Cada una representa un elemento o virtud que mejora una parte de nuestro personaje. Tenemos Virtud de la madera, del agua, de la piedra, del metal y del fuego. Cada un insidiará en una característica de nuestro personaje, los puntos de salud, la capacidad de carga, la capacidad de generar espíritu para ejecutar hechizos, etc. Cada rama a su vez cuenta con hechizos propios y muy variados, algunos para hacer daño, otros para mejorar la adquisición o pérdida de espíritu, mitigar daño, o incluso hacernos invisible.

Equiparnos para la batalla.

Wo Long: Fallen Dinasty cuenta con una gran variedad de armas cuerpo a cuerpo, espadas, sables, martillos, mazas, astas, cimitarras, cuchillos, etc. Además, cuenta con unas armas a distancia que, para ser un souls, generan bastante daño, tenemos arcos y ballestas. En cuanto a la armadura contamos con 4 slots, casco, pechar, piernas y brazaletes. Tanta las armas como las armaduras tendrán una clasificación de estrellas, estas hacen referencia los bonificadores que otorgan, 1 estrella una bonificación, 2 estrellas 2 bonificaciones, etc.

Armas y armaduras pueden ser mejoradas gracias a la herrera que encontraremos en algunos puntos de la ruta, podemos mejorarlas, así como cambiar las bonificaciones que tienen por otras que nos gusten más, cambiar tanto aspecto de armas y armaduras por otros más estéticos, etc. Por lo que la capacidad de personalizar en Wo Long es increíblemente amplia.

También contamos con consumibles que mejoran estadísticas del personaje de forma temporal. Por último, pero quizás lo mas importante son los refuerzos. A medida que avanzamos en nuestro camino conoceremos guerreros que se sumarán a nuestra empresa. Si luchamos juntos y establecemos un vínculo podrás invocarlos mediante sellos para que te ayuden en la lucha.

Sistema de avance.

En Wo Long: Fallen Dinasty tendremos que visitar diferentes zonas donde al final tendremos uno o varios jefes finales. En cada zona contaremos con dos tipos de puntos, similares a las hogueras de Dark Souls o las Gracias de Elden Ring. Aquí serán zonas donde debemos colocar una bandera. Algunas permitirán colocar banderas de control y otras se llamarán banderas de marcado.

Las banderas de control nos permiten realizar muchas acciones. Funcionan como checkpoint, sirven para subir de nivel, pedir refuerzos, vender, comprar, etc. Las banderas de marcado estarán más ocultas. Deberemos descubrir zonas explorando fuera del camino principal. Estas banderas solo sirven para subir la fortaleza, pero son sumamente importantes. La razón estriba en que nuestro personaje cuenta con un nivel de fortaleza, que comenzará en 0 e irá aumentado en base a las banderas conseguidas en la zona.

Fortaleza y Moral.


Este nivel de fortaleza es además el que determinará nuestro nivel mínimo de moral. La moral es algo importante porque nuestro enemigo también cuenta con ella. Si tratamos de matar a alguien con mucha moral probablemente acabemos muertos. La moral sube en función de cuanta gente hayamos matado y baja cuando morimos. Pero nunca bajará más de nuestra fortaleza, por ello tener muchas banderas hará que nuestra fortaleza sea alta y por tanto la moral mínima también será alta aunque muramos.

Ejemplo rápido, entramos en una nueva zona, como siempre con fortaleza 0. Cogemos 8 banderas, tendremos ya para siempre fortaleza 8, nuestra moral siempre será como mínimo esa, 8, aunque muramos. Pero si encadenamos unas cuentas muertes antes de llegar al jefe final podremos hacerle frente como moral 10, 12 o 25 que es el máximo. Cuanta más moral, más daño infligimos y menos recibimos.

Combate frenético        

En cuanto al combate Wo Long: Fallen Dinasty cuenta con ritmo frenético y endiablado. Los combates son trepidantes y muy rápidos. Prácticamente estaremos en algunas fases en un juego tipo Hack and Slash, sobre todo con enemigos de bajo rango. Contra jefes la cosa cambia y es mucho más técnico y hay que tener mucha coordinación. Durante los encuentros tendremos una barra de espíritu que se llenará a medida que asestamos golpes. Estos pueden ser de dos tipos, pesados o ligeros.

Cuando tengamos espíritu acumulado podremos realizar artes marciales, que son golpes específicos de cada arma, lo cual hace que estos varían en forma y daño según lo que llevemos equipado. También podremos realizar ataques con hechizos usando el espíritu. Si conseguimos dañar continuamente al enemigo o esquivarle haremos que su espíritu llegue a cero y podremos realizar una ejecución que le quitará mucha vida.

En general el combate se siente muy bien, las ventanas de parry y esquiva son lo suficientemente amplias para ser un desafío y cogerles el punto tras varios intentos. Cambian dependiente del rival o como nos ataque, pero tras un rato les podremos sacar el patrón y tener un alto índice de acierto. En los bosses es otro tema aparte, las ventanas de esquiva y parry se reducen y la variedad de ataques del enemigo hace que tengamos que realizar un estudio minucioso de como se mueve el jefe, eso sí, a base de morir muchas veces para conseguir el aprendizaje, muy en la línea de los Souls-Like.


Generaciones nueva y vieja.

En cuento al desempeño grafico y sonido el juego cumple en ambos aspectos, si bien es cierto que no son ni mucho menos ámbitos sobresalientes. Se nota que el juego esta desarrollado para consolas next y old Gen. En Series X luce muy bien, con 60 fps estables, aunque la resolución varía mucho y aquí es donde se nota que es un juego intergeneracional.  Habrá zonas con mucho detalle y otras más parcas, pero para nada rompen la experiencia.  Quizás es lo menos importante en este tipo de juegos, pero Elden Ring, en este aspecto, dejo el listón muy alto y las comparaciones son odiosas. Siendo honestos, Wo Long: Fallen Dinasty luce como un juego de Xbox One corriendo a un buen framerate.

El diseño de niveles tampoco es algo que nos vaya a sorprender. No estamos ante un juego de FromSoftware donde son unos maestros en sorprenderte con ello. Los niveles son bastante fáciles de entender, sin muchas vueltas de tuerca y además están marcados con zonas blancas para saber por donde poder ir. En este aspecto Team Ninja no se ha lucido y el juego peca de ser demasiado lineal. Aún así la necesidad de buscar banderas para subir la fortaleza hace que tengamos que tirar de exploración.

CONCLUSION

Wo Long: Fallen Dinasty es un título que juega perfectamente con la delgada línea que separa la frustración y la motivación. No te lo pone fácil pero te incita todo el rato a intentarlo y avanzar. La posibilidad de personalización del personaje, del equipo y armas es increíblemente amplia. Las combinaciones con las ramas de talentos son tan grandes que hacen que la cabeza te explote, pero que siempre haya una forma de derrotar a los oponentes.

No es un título redondeo, de esos hay pocos, la historia puede ser quizás la parte menos trabajada. De cara al mercado occidental esta puede resultar poco atractiva. Gráficamente no estamos ante un título que destaque, sin embargo, su ambientación, su sistema de combate y la dificultad que presenta están tan bien conseguidas que todo eso nos dará igual. Si te gustan los juegos tipos souls, Wo Long: Fallen Dinasty es para ti, aunque empieces odiándolo, lo acabaras amando.

Wo Long: Fallen Dinasty

69.99€
8.4

Graficos

8.3/10

Sonido

8.5/10

Jugabilidad

8.5/10

Ambientación

8.2/10

Pros

  • Sistema de combate divertido.
  • Personalización muy amplia.
  • Jugabilidad ágil y dinámica.
  • Todo un reto.

Cons

  • Dificultad muy alta para algunas jugadores.
  • Gráficamente no destaca.
  • Historia poco inmersiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.